Mi carrito (0)

    El libro solo se adquiere por este link. El envío se realizará por Correo Argentino. ¡¡Quedan los últimos ejemplares!! La oferta se mantiene hasta agotar stock.


    Más detalles en infonudista.ar


    //////////////////

    NIGREDO (Novela / 104 págs. / Autor: Agustín Conde De Boeck / Ilustraciones: Hernán Conde De Boeck)

    Nigredo es la fase alquímica de purificación de la escoria y la podredumbre en pos de la transmutación de la materia. Agustín Conde de Boeck hace de la alquimia un modo de la literatura y la transforma en un laboratorio de nigromancia. Nigredo se construye entonces como la purificación literaria del cuerpo y la mente: al fin y al cabo sólo se trata de qué hacer con la escoria y los residuos de la existencia, por dónde se eliminan los desechos emocionales y lo que sobra de humano en el mono-sapiens. En el medio, hay que atravesar la guerra entre la materia y el espíritu -el ano rectal contra el ano craneal que es la evolución de la especie hacia el post-humanismo. Por eso Nigredo es también una voz venida de otro mundo, la del trastorno, el trauma y la fuga, que acaso habla a través del narrador-ventrílocuo o en los tangos egipcios de cantores demiurgos, para devolvernos la condición fantasmal de la literatura. Los nombres de Laiseca y Néstor Sanchez -pero también Thomas Ligotti, Steven Millhauser, Tadeuz Kantor- parecen escuchar el llamado de la invocación. Conde de Boeck se transforma entonces en alquimista literario y su Nigredo en un camino hacia la magia.

    *Texto de contratapa de Pablo Farrés.

    Nigredo - Agustín Conde De Boeck

    $2.390,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    El libro solo se adquiere por este link. El envío se realizará por Correo Argentino. ¡¡Quedan los últimos ejemplares!! La oferta se mantiene hasta agotar stock.


    Más detalles en infonudista.ar


    //////////////////

    NIGREDO (Novela / 104 págs. / Autor: Agustín Conde De Boeck / Ilustraciones: Hernán Conde De Boeck)

    Nigredo es la fase alquímica de purificación de la escoria y la podredumbre en pos de la transmutación de la materia. Agustín Conde de Boeck hace de la alquimia un modo de la literatura y la transforma en un laboratorio de nigromancia. Nigredo se construye entonces como la purificación literaria del cuerpo y la mente: al fin y al cabo sólo se trata de qué hacer con la escoria y los residuos de la existencia, por dónde se eliminan los desechos emocionales y lo que sobra de humano en el mono-sapiens. En el medio, hay que atravesar la guerra entre la materia y el espíritu -el ano rectal contra el ano craneal que es la evolución de la especie hacia el post-humanismo. Por eso Nigredo es también una voz venida de otro mundo, la del trastorno, el trauma y la fuga, que acaso habla a través del narrador-ventrílocuo o en los tangos egipcios de cantores demiurgos, para devolvernos la condición fantasmal de la literatura. Los nombres de Laiseca y Néstor Sanchez -pero también Thomas Ligotti, Steven Millhauser, Tadeuz Kantor- parecen escuchar el llamado de la invocación. Conde de Boeck se transforma entonces en alquimista literario y su Nigredo en un camino hacia la magia.

    *Texto de contratapa de Pablo Farrés.

    Mi carrito